Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso.

cabecera FINAL2

5590147 s
Los masajes reductores anticelulíticos actúan sobre el tejido conjuntivo y ayudan a mejorar la irrigación, el drenaje linfático y el retorno venoso. El proceso de reducción se produce porque se liberan los ácidos grasos y toxinas acumuladas en la zona tratada. Lo más importante de un masaje reductor es que activa la circulación sanguínea, aporta calor al tejido conjuntivo y ayuda a desinflamar los tejidos adiposos.

Los masajes reductores reducen el volumen de la grasa acumulada y, por tanto, el contorno de la zona afectada.

Hay que tener en cuenta la necesidad de combinar estos masajes con dieta, ejercicio y cremas para que los resultados sean realmente patentes.